Esto empieza bien. Con algunas bajas en las formaciones titulares de cada equipo, el CAC Beniaján se estrenaba en competición oficial el pasado sábado en su enfrentamiento con los jugadores del cartagenero club amigo del Sauces B con una victoria por la mínima, pero al fin y al cabo, victoria.

Sin problemas en los tableros superiores, tanto Juan Antonio García como José Juan Alcaraz daban buena cuenta de sus rivales con dos partidas en las que tomaron la iniciativa desde principio a final. Mas problemas en los tableros inferiores, en los que nuestros jugadores fueron a remolque durante todo el match, consiguiendo guarismos dispares.

En el primer tablero tras una apertura basada en la Escandinava, el jugador negro, lejos de enrrocarse, se vió obligado a que su monarca fuera ocupando, paulatinamente, casillas mas centrales, lo que unido a la desconexión de torres y un alfil «vagante» de poca utilidad propició la captura de varios peones por parte del jugador local. Uno de ellos (columna B) logró especular su posición hasta la séptima fila donde se produjeron una serie de cambios que finiquitaron el encuentro en favor de los intereses beniajanenses.

Veintiseis movimientos bastaron a nuestro segundo en liza para terminar una partida que se iniciaba con una Siciliana. Tras la ganancia de calidad (álfil blanco por torre) y una presión de dama y las dos torres sobre un mal defendido enrroque largo, todo terminó cuando el jugador de blancas perdía pieza entera (un álfil).

La única partida que perdió el equipo se dió en el tablero 3, en el que nuestro veterano jugador (78 años) hacía muchos años que no competía de manera oficial y se enfrentaba a un viejo conocido como lo era Jaime Espadina quien, a pesar de su invidencia y unido a las precipitadas jugadas del dueño de las blancas, logró sin mucho esfuerzo, coronar un peón aislado central que, de haber querido seguir la partida, le hubiera costado una torre entera a nuestro jugador.

En el último tablero se desarrolló la pelea mas extraña de las cuatro. Una partida en la que, de manera incomprensible, el jugador local cedía una ventaja de nada menos que tres peones en favor del cartagenero. El súbito despertar del local a media partida hizo que consiguiera casi igualar el juego, recuperando dos de los peones regalados. El jugador visitante tenía la victoria en el bolsillo, con tan solo ir avanzando su peón pasado (columna A) apoyándolo con torre y rey pero, incomprensiblemente, acordaron tablas. Una por otra.

Tablero 1: Juan Antonio García – Juan José Rodríguez 1:0
Tablero 2: Javier Betanzos – José Juan Alcaraz 0:1
Tablero 3: José Vera – Jaime Espadina 0:1
Tablero 4: José Miguel Fernández – Andrés Lucas ½:½

C.A.C. Beniaján – C.A. Sauces «B» 2 ½1:1 ½
———————————————————
Ronda 2:
C.A.C. Beniaján – C.A. Cabezo de Torres «B»
(De nuevo en casa, a partir de las 17:00 h.)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.