Derrota en tierras lorquinas, la segunda del equipo, a cargo del alumnado del maestro argentino Alfredo Giaccio quienes, junto a al veterano de guerra Manuel Montes, consiguieron arrebatarnos las firmes posibilidades de ascenso que se tenían depositadas para este primer año de andadura del CAC Beniaján.

Dar las gracias al C.A. Lorca por lo bien que nos atendieron y felicitarles, de paso, por el magnífico local de juego que tienen, donde no faltaba de nada.

Por lo que a las partidas se refiere y, como de costumbre, empezando por los primeros espadas, decir que tras una apertura poco usual (gambito Volga), nuestro jugador pronto quedaba con un peón de menos que recuperaría mas adelante. Tras los cambios de piezas pertinentes se llegaba a un complicado final (torre, alfil contra torre caballo y mismo número de peones) que el jugador local finiquitó con maestría tras coronar en Dama el último peón que quedaba sobre el tablero.

Tablero 2. Posición final

La única victoria se produjo en el segundo tablero, tras una apertura poco habitual (Defensa Moderna, B06), en la que el jugador con negras realizaba extraños movimientos sobre su enroque (g6, Ag7, h5?), mientras que la actividad se daba en el ala contraria, donde el fuerte avance de peones conseguía imponer su mayoría con la ganancia de uno de ellos. Tras cambiarlo todo menos las damas, el negro queda en peor posición y ese peón de menos, rindiéndose ante la evidencia.

Tablero 3. Medio juego, tras Ac6.

Una vez mas con la Siciliana por bandera, el tercer tablero cosechaba una nueva derrota, en esta ocasión debida a la pérdida del importante peón central en d, tras realizar unas maniobras de ataque perfectas y quedar en inmejorable posición. Con esa mínima ventaja a su favor, el joven jugador local movió sus piezas con maestría y, lo mas importante, sobre todo a estas edades, sin cometer fallo alguno y calculando a la perfección todas las variantes que podían perjudicarle, en una palabra, como se suele decir en el argot «haciendo las buenas», consiguió llevarse el gato al agua tras convertir su último peón en dama.

La Defensa Philidor marcaba el arranque de la partida entre los cuartos en liza. El intercambio de piezas que se produjo al final del juego medio, cuando el negro consigue colocar un peón pasado, propició la posición ganadora que las negras necesitaban para obtener ventaja decisiva en el final. La partida se remató cuando el jugador local quedó con tres peones negros, dos de ellos pasados, contra uno blanco.

Por tanto, esta derrota supone, como destacábamos al principio de la crónica, el hecho de quedarnos fuera de toda aspiración por el ascenso, y que nos sitúa en la duodécima posición, muy lejos de los puestos de cabeza.

Sólo nos queda felicitar el buen trabajo que se está realizando en la escuela de ajedrez del club lorquino, y del que tomamos buena nota. Es de obligado cumplimiento terminar esta crónica mandando un fuerte abrazo a toda la gente de Lorca que, como pudimos comprobar tras nuestra visita de ayer, siguen esforzándose por recuperar la normalidad tras el seísmo de hace unos meses pero que, sin la ayuda de todos, les va a costar bastante trabajo.

Tablero 1: Manuel Montes – Juan Antonio García 1:0
Tablero 2: Jose Juan Alcaraz – Carlos Muñoz 1:0
Tablero 3: Luís Guerrero – Pedro J. Pérez 1:0
Tablero 4: Jesús Alcaraz – Francisco J. Llamas 0:1

C.A. Lorca «C» – C.A.C. Beniaján 3:1
———————————————————
Ronda 7 (y última):
CAC Beniaján – Casa Ajedrez «B»
(A partir de las 16:30 h., en Cartagena)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.